Se trata de un enorme espacio que alberga una biblioteca, espacios de juegos y usos múltiples, huerta orgánica y una defensoría. Imágenes y video.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró el pasado viernes 14 de junio el Parque de la Estación en Balvanera, que le suma 14.117 metros cuadrados de espacio público y verde a la Ciudad de Buenos Aires. El Jefe de Gobierno destacó que “este proyecto surgió del acuerdo de prácticamente todos los bloques en la Legislatura, lo que se llama una política de estado”. También remarcó “la combinación del espacio verde con este espacio cultural”, donde “chicos de todas las escuelas de la zona van a venir para hacer gimnasia” y también podrán usar la biblioteca y conocer la huerta.

“Todos los valores que queremos promover están sintetizados en este lindísimo lugar que estamos inaugurando”, sostuvo Rodríguez Larreta, acompañado por el vicejefe de Gobierno y ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, y el ministro de Cultura, Enrique Avogadro.

La Dirección General de Antropología Urbana de la Subsecretaría de Proyectos de la Ciudad realizó una investigación territorial para conocer las preocupaciones de los vecinos de las comunas 3 y 5. Un 92% consideró importante tener un espacio verde cerca y un 77% creyó que había que mejorar la oferta de parques en el barrio. Por eso, se trabajó para atender sus principales preocupaciones y sugerencias: aumentar la cantidad de espacio verde; eliminar barreras y vacíos urbanos, evitando enrejar la plaza; respetar el galpón y los arcos de acceso en el proyecto, y contar con variedad de actividades culturales y deportivas.

Por eso, el Gobierno porteño se comprometió a generar un espacio público de calidad, a poner en funcionamiento el galpón ferroviario, a crear una biblioteca y un nuevo espacio verde de disfrute con actividades deportivas y culturales, además de reconfigurar y poner en valor el entorno de la Estación Once.

La primera etapa consistió en construir un espacio verde y público de 4.275 metros cuadrados con un área deportiva, un área de juegos infantiles, un anfiteatro verde y un área de recreación con 100% de vegetación nativa.

La segunda etapa involucró la refuncionalización del galpón ferroviario en desuso de 3.480 metros cuadrados cubiertos y 1.832 semicubiertos. A estos se sumaron otros 3.523 metros cuadrados de espacio verde y público lindantes con el galpón.

En el interior del galpón ferroviario se generaron dos patios con fachadas vidriadas para mejorar la iluminación y subdividir el pabellón en tres partes articuladas.

Hay una biblioteca de 700 metros cuadrados con espacios flexibles, mesas de trabajo compartido, livings de lectura, auditorio y exhibición de libros, además de un amplio espacio infantil con juegos lúdicos, zona de lectura y sala de producción. Allí se van a ofrecer talleres para jóvenes y chicos. Por último, va a contar con un espacio Proteatro para apoyar, profundizar y difundir las artes escénicas de la Ciudad. También hay un invernadero de 85 metros cuadrados, con un patio para sembrar que va a funcionar como vivero de educación ambiental acerca de especies autóctonas.

Hay un salón polideportivo de 915 metros cuadrados, que funcionará como un espacio multiuso de actividades deportivas de nivel escolar, tales como básquet, hándbol, vóley, fútbol y atletismo, entre otras. Su uso es exclusivo para las escuelas públicas de la Ciudad, para los niveles primario y secundario, para jornada extendida, y para los diversos programas socioeducativos.

Hay un salón de usos múltiples con una superficie cubierta de aproximadamente 700 metros cuadrados. En el futuro, se va a transformar en un patio gastronómico. Y también funciona una defensoría, con oficinas abiertas, oficinas cerradas, salas de reunión, área de juegos y sanitarios.