Se llevará a cabo en forma intensiva desde el 1° de octubre hasta el 30 de noviembre, en todos los vacunatorios de los Centros de Salud y Hospitales de la Ciudad. Todos los niños y niñas de 13 meses a 4 años inclusive, tienen que recibir una dosis adicional de vacuna triple viral, aunque ya estén vacunados.

Tras lo que parece ser un rebrote de estas enfermedades, en especial del sarampión, el desaparecido Ministerio de Salud de la Nación programó la campaña nacional que comienza esta semana y buscará reforzar la inmunidad de los menores de cuatro años, quienes están más expuestos a estas enfermedades. Si bien cada región del país asumirá estrategias particulares para lograr llegar a más niños, desde el gobierno de la ciudad se estará informando a los padres de los menores a que lleven a sus chicos a los centros de salud y hospitales de la Ciudad.

La dosis adicional es gratuita y obligatoria. Para consultar sobre los diferentes vacunatorios -sus horarios y direcciones- ubicados en los barrios porteños, ingresá acá.

¿Qué es importante saber?

Sarampión. Es una enfermedad viral muy contagiosa y potencialmente grave, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar. Puede presentarse en todas las edades, siendo los niños lo más afectados y pudiendo ser de gravedad en los niños pequeños e inmunocomprometidos. Puede causar graves complicaciones respiratorias como neumonía o enfermedades del sistema nervioso central.
Sus síntomas: fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis y tos, erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo.

Rubéola. Enfermedad viral que puede presentarse en adultos y niños. Cuando una mujer embarazada susceptible se expone al virus puede llevar a muerte fetal y neonatal y al Síndrome de Rubeola congénita con graves malformaciones en el recién nacido que producen sordera, ceguera y cardiopatías congénitas.
Sus síntomas: son fiebre y erupción en la piel.

Paperas. Enfermedad viral que se caracteriza por inflamación de las glándulas parótidas (glándulas salivales). Puede producir complicaciones como orquitis (inflamación testicular), pancreatitis, encefalitis, entre otras.
Sus síntomas: fiebre, inflamación de las glándulas parótidas y otras glándulas.