Se lanzó una campaña a nivel nacional para reforzar la inmunización en bebés, niños y adultos. Toda la data.

El sarampión era un recuerdo, una enfermedad que los médicos jóvenes veían solo en los libros mientras cursaban la carrera de Medicina. Sin embargo, estos últimos años y muy de la mano de las modas de no vacunar a los niños por parte de algunos padres, comenzaron a aparecer rebrotes en todo el mundo. Y recientemente se registraron casos en nuestro país.

Es por ello que la Secretaria de Salud de la Nación en conjunto con los Ministerios de Salud de la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos decidieron adoptar nuevas medidas para controlar la propagación del Sarampión debido a la aparición de nuevos casos. Los lineamientos son los siguientes:

Deben vacunarse con Vacuna Triple Viral todos los niños de 6 a 11 meses que vivan tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el conurbano (Regiones Sanitarias V, VI, VII y XII).

Todos los niños de 13 meses a 4 años inclusive, deben acreditar al menos dos dosis de vacuna Triple Viral aplicadas a partir del año de vida.

Los adultos deben tener al menos dos dosis de Vacuna Triple Viral o una dosis de Triple Viral y una de Doble Viral.

La dosis aplicada entre los 6 a 11 meses (DOSIS CERO) no será tenida en cuenta como dosis de Calendario y al llegar a los 12 meses deberán recibir la dosis correspondiente.

La decisión fue tomada tras el diagnostico de los casos de Sarampión en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires, en menores de 1 año, que no son habitualmente destinatarios de la vacuna por el calendario nacional. Además en la Ciudad, confluyen muchos turistas, que pueden provenir de países donde actualmente existe circulación viral.

Los niños y niñas de entre 6 y 11 meses de edad deberán recibir una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas). Luego se continúa con las dosis correspondientes al Calendario Nacional De Vacunación: Primera dosis a los 12 meses y refuerzo a partir de los 5 años.

Podrán asistir a todos los vacunatorios públicos de la Ciudad de Buenos Aires, sin orden médica, para poder vacunarse de forma gratuita.