Micaela García, de 21 años, apareció muerta después de que desapareciera una semana atrás cuando salió a bailar en Gualeguay, ciudad donde era oriunda. La confesión de su asesino, quien había sido liberado condcionalmente tras ser culpable de dos violaciones, motivó la indignación de todo el país. En la Ciudad, a pesar de la intensa lluvia, se congregaron 800 personas bajo la consigna Ni Una Menos.El sábado por la noche, unas 800 personas auto convocadas y también con presencia de organizaciones sociales dado que Micaela era militante de un partido político (Movimiento Evita),  se congregaron en el Obelisco para exigir justicia por su asesinato. El repudio a un nuevo femicidio se vio acrecentado tras conocerse que el asesino,  Sebastián Wagner, se encontraba en libertad condicional -otorgada por el juez Carlos Rossi- tras haber recibido una sentencia de nueve años de prisión por haber violado a otras dos jóvenes.

Según medios locales, el juez de Ejecución Penal Carlos Rossi desoyó un informe del Servicio Penitenciario contra la libertad del acusado, al que dejó en libertad en agosto de 2016 tras haber sido condenado en 2012 a 9 años de prisión por diversos delitos de violación.

En la marcha estuvo presente Mariana Mariasch, integrante del colectivo Ni una Menos, quien declaró a ANCCOM: “Es un fallo completamente machista y femicida, porque el femicidio de Micaela García fue la conclusión de ese fallo, a la vez que desatendió las sugerencias que se habían elaborado en el sistema penitenciario. Sin embargo, sabemos que esto forma parte de un entramado mucho más grande, donde el Estado es responsable y no podemos dejar de señalarlo”.

“Hoy es un día de duelo –agregó Mariasch, entre las manifestantes-. Venimos acá por Micaela y a exigir el desarrollo de políticas públicas para la prevención y capacitación de la justicia. Con respecto a la educación, la aplicación de los planes de educación sexual integral, entre otras reivindicaciones que venimos acercando hace años. Creemos que el punitivismo no es suficiente, esto forma parte de un cambio cultural y por esa razón exigimos políticas de Estado”.

El próximo martes 11 de abril a las 18 se organiza una nueva convocatoria en Plaza de Mayo.