Los Juegos Juveniles Buenos Aires 2013 se llevaron con éxito en la ciudad de Buenos Aires, tanto por los resultados como por la organización. Argentina obtuvo 133 medallas y se ubicó tercera en la tabla general. 

Alegría, orgullo y emoción fueron los sentimientos que atravesaron cada una de las jornadas en las cuales se desarrollaron los Juegos Juveniles Parapanamericanos Buenos Aires 2013 donde participaron más de 600 atletas con discapacidad de entre 14 y 21 años de edad.

“Todos ustedes son dueños de una medalla invisible que nadie les va a poder quitar: la del esfuerzo que hicieron para llegar hasta acá. Ahora tienen que volver a sus países con la responsabilidad de seguir trabajando para que cada vez haya más deportistas como ustedes, que mejoran su calidad de vida gracias a la actividad física”, señaló en la ceremonia de clausura Claudio Morresi, Secretario de Deportes de la Nación. Allí también se oficializó a San Pablo como sede de los Juegos 2017.

La delegación Argentina supo hacer valer la localía y se colocó en la tercera ubicación del medallero obteniendo nada menos que 133 preseas (38 de oro, 51 de plata y 44 de bronce). Brasil fue el líder absoluto con 102 doradas (un total de 209) mientras que México se ubicó en el segundo lugar.

Si bien las alegrías que dieron los representantes argentinos en las diferentes disciplinas fueron muchas (en atletismo y natación se obtuvieron la gran mayoría de las medallas) se destacó el logro del campeón argentino Lucas Gareca, quien batió el record mundial junior de levantamiento de pesas, en la categoría 88-107 kilogramos, al levantar 145 kilos. Con alegría, Lucas expresó que: “Estoy muy contento, esto no lo esperaba. Sabía que podía ganar pero no que iba a ser récord mundial. Ahora quiero volver a romperlo”.