Alumnos y miembros de la comunidad educativa de Almagro se movilizaron para evitar el traslado. La quieren mudar a Mataderos por obras.

A pocos días de terminar el ciclo lectivo y a través de un correo electrónico enviado por la directora de Educación Artística de la Ciudad, Helena Alderoqui, la comunidad de la Escuela de Cerámica N° 1, ubicada en Bulnes 45, en Almagro, fue comunicada del traslado de la Escuela Bachiller al barrio de Mataderos.

Ayer, los estudiantes hicieron un corte simbólico de la calle y una asamblea donde rechazaron la medida y esperan poder mantener funcionando la Escuela puesto que la mayoría de quienes estudian viven en Almagro (un 80% de la matrícula). Reproducimos el comunicado que elaboraron para repudiar el rechazo junto con imágenes de la jornada de protesta de ayer que publicara aquí la usuaria de Facebook Bren Fahey

Comunicado de la Escuela N° 1

En un sitio ubicado a más de 7 kilómetros de su actual domicilio, a pocos días de la finalización de clases y a semanas de la aceptación de nuevos ingresantes (todes menores en edad de cursar el secundario), nos vemos avasallades por una disposición que disfraza de conveniente una mudanza inconsulta, unilateral e impuesta, que partiría nuestra escuela en dos, la sacaría de su barrio en el que es cultura, historia y la única con modalidad artística en la zona, y obligaría a nuestrxs chicxs a utilizar varios medios de transporte para llegar a ese lugar. A esto el Ministerio de Educación del gobierno de la ciudad lo llama “Escuela del Futuro”.

Esta decisión arbitraria fue enmarcada por la Dirección de Educación Superior “dentro de los reclamos edilicios y necesidad de espacios áulicos de la escuela sita en Bulnes 45, a fin de potenciar la propuesta pedagógica”. Si bien hace años que emprendimos una lucha para ampliar nuestra escuela, lo que se pide es el anexado del predio lindero, proyecto que se encuentra en la Legislatura con el aval de veintidós legisladores, entre ellos, Montenegro, Solano, Halperín, Muiños, Pokoik, Penacca, Del Corro.

Nuestra escuela fue fundada en 1940, ha sido la casa taller del maestro Fernando Arranz y por ella han pasado artistas como Antonio Berni, Lino Spilinbergo, Liliana Maresca, Antonio Pujía, Emilio Villafañe. Es un bien cultural e identitario de Almagro que las familias eligen para que sus hijes cursen el secundario (80% de la matrícula pertenece al barrio) y este traslado destroza nuestro plan de vida.

Igual sucede con les docentes que tienen sus horarios armados con la actual ubicación de la escuela o con los que trabajan tanto en el bachillerato como en la tecnicatura de educación superior. El tiempo que demanda el traslado de un edificio a otro acaba con la organización de cualquier docente y pone en riesgo su fuente de trabajo.

Por otra parte, desdoblar la escuela en dos sedes impide la realización de proyectos pedagógicos en las distintas modalidades y grupos etarios, que hasta ahora se vienen desarrollando con grandes resultados.