Lo dio a conocer el gobierno porteño y proyecta 480 millones de pesos sin déficit. Las áreas destacadas.

La herramienta de proyección de un presupuesto tiene un valor muy importante para la economía de cualquier sistema y, en el caso de la Ciudad, sirve también para conocer de antemano dónde estarán las inyecciones más fuertes de capital, qué tipo de cambio y de inflación se prevee y muchos otros datos más. Recopilamos algunas consideraciones destacadas del aprobado presupuesto 2020, que se proyecta sin déficit y con un volumen total aproximado de 480 millones de pesos.

Si bien los números parecen datos objetivos, las cifras y como se presentan pueden significar cosas muy distintas. Por ejemplo, de los datos que se enuncian a continuación, no se expresan inversiones en nuevas estaciones de subtes, se anuncia un aumento de los impuestos de al menos un 28% y sobre los presupuestos de cada Ministerio, algunos se destinan como recursos y otros figuran como créditos previstos. Habrá que tomar los datos con pinzas, sabiendo que muchas veces se subejecutan algunos presupuestos y se superan otros.

El Presupuesto 2020 para la Ciudad presenta un presupuesto financieramente equilibrado, con superávit económico y primario, formulado con las mismas variables macroeconómicas proyectadas por el Gobierno nacional: una variación de la actividad económica de 1%, un tipo de cambio promedio de $ 67,1 y un nivel de inflación de 34%.

Considerando este escenario, se elaboró por tercer año consecutivo un presupuesto con Déficit Cero, con un cálculo de gastos y recursos por $ 480.833 millones.

Los ingresos y gastos corrientes proyectados para el ejercicio 2020 muestran un Resultado Económico Primario de $ 112.950 millones, en tanto que el Resultado Primario (recursos totales menos gastos totales sin contabilizar los intereses de la deuda) se estima superavitario en $ 38.043 millones.

Los ingresos tributarios para 2020 se calculan en $ 444.429 millones. La recaudación por ingresos tributarios propios se estima en $ 318.174 millones, en tanto que los recursos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos se estiman en $ 126.254 millones.

El total de recursos tributarios que se prevé recaudar en 2020 se incrementa con respecto a la proyección presupuestaria de 2019 en el orden de los $ 98.303 millones, lo que representa un crecimiento del 28,4%.

Inversión en Áreas Sociales
Tal como viene sucediendo durante los últimos 12 años, la Ciudad continúa con su política de priorizar la inversión en las áreas sociales, las cuales representan el 50,4% del presupuesto total.

Las partidas presupuestarias de las áreas sociales crecen en términos reales por encima de la inflación proyectada para el año 2020, la cual se prevé del 34%.

• Ministerio de Educación. Se destinan $ 83.467 millones para esta cartera. Representa un crecimiento de un 42,5% con respecto al 2019.

• Ministerio de Salud. Se prevé una asignación crediticia de $ 70.110 millones. Demuestra un crecimiento de un 40,2% con respecto al corriente año.

• Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano. Presenta un crédito de $ 21.278 millones, creciendo un 37,1% con respecto al 2019.

• Ministerio de Cultura. Este ministerio presenta una partida por $ 8.694 millones, es decir un 37,2% con respecto a lo presupuestado para el corriente año.

Plan Integral de Seguridad Pública
En materia de Seguridad, para el próximo año se destinarán $ 75.820 millones, un 45% más que para el corriente año, es decir $ 23.511 millones más.

Esta finalidad –que continúa siendo la principal preocupación de los vecinos de la Ciudad- representa el 15,8% del presupuesto total proyectado para el próximo ejercicio, con el objeto de seguir dotando a las fuerzas de seguridad del equipamiento, la indumentaria y la tecnología necesaria.

En lo que respecta a la inversión en obras relacionadas a esta finalidad, se destacan las siguientes: la construcción de nuevas comisarías por $ 3.421 millones, el mantenimiento integral de los edificios de la Policía de la Ciudad por $ 1.032 millones, equipamiento para la Policía por $ 4.929 millones y el Plan de Seguridad Digital por $ 2.072 millones, entre otros.