De qué manera el gobierno porteño colabora para que se cumpla en los edificios.

La Ciudad redobló los esfuerzo para que los vecinos cumplan con la cuarentena en el interior de los consorcios, esta mañana dispuso una nueva comunicación para que los administradores la comuniquen en los en los edificios. En la misma se solicita a los vecinos el cumplimiento estricto de la cuarentena y del protocolo que implica al mismo tiempo no usar los espacios comunes como por ejemplo, el salón de usos múltiples, piscinas, gimnasios y quinchos.

“Pedimos responsabilidad a quienes no respetan el protocolo de aislamiento, y agradecemos mucho el compromiso y la colaboración de los vecinos que nos ayudan denunciando al 147 a quienes incumplen la cuarentena obligatoria,  la prevención del coronavirus es una responsabilidad de todos”, agregó Carrillo.

A través de la línea 147 se recibieron desde el lunes 16 de marzo 31.175 llamados de los cuáles 14299 tuvieron como eje central al coronavirus. La principal problemática reportada por los vecinos en el incumplimiento de la cuarentena con 6833 reportes, le sigue la solicitud de información en relación a los protocolos 5829 llamados y las consultas sobre la sintomatología 1637.

Desde la Ciudad advirtieron que el no cumplimiento de la cuarentena viola lo dispuesto por el artículo 2º del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 297/2020 , respecto al “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, que establece específicamente que “no podrán realizarse eventos culturales, recreativos, deportivos, religiosos, ni de ninguna otra índole que impliquen la concurrencia de personas”.

En tal sentido , se han constatado, entre otras violaciones a la norma señalada, la realización de reuniones sociales y  utilización de los espacios comunes como el Sum, quinchos, patios, piletas, gimnasios, etc ; conductas todas ellas, penadas por los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal,

La Ciudad firmó un convenio con el gremio de los encargados de edificios SUTERH para promover distintas acciones entre las que se destacan:

>Asistir a las personas mayores de 60 años y/o población de riesgo, con tareas que cubran sus necesidades básicas como compra de remedios, agua o comida; ayudando a mantener su aislamiento y evitar situaciones de contagio.

>Supervisar el no uso de las áreas de esparcimiento y espacios que no sea esenciales para el normal funcionamiento del edificio y la vida de los vecinos como SUM, piletas, gimnasio, patios y salas de juegos, centros de trabajo, salas de reunión y similares.

>Reforzar la limpieza de espacios comunes y mobiliario de uso intensivo como ascensores, botoneras de ascensores, interruptores de luz, porteros eléctricos, barandas, picaportes y cerraduras comunes.

>Velar por el cumplimiento de la cuarentena obligatoria para quienes volvieron de viaje y realizar las denuncias en caso de que algún propietario o inquilino no la cumpliera.

La Ciudad pedirá a los administradores de consorcios que consideren flexibilizar el tiempo de ausencia del trabajador para posibilitar al menos dos salidas diarias para lograr el abastecimiento básico de personas en alto riesgo.

 

Fuente: Prensa GCBA