Es una molesta enfermedad muy contagiosa. Algunas medidas para evitarla.

Llega el verano y con él la conjuntivitis, una de las enfermedades más molestas y contagiosas. Tanto los cuadros virales como bacterianos pueden ser bastante contagiosos. Las formas más útiles de prevenir el contagio son:

  • Lavado de manos frecuentemente con agua tibia y jabón. Si no hay agua ni jabón, use un limpiador para manos que contenga como mínimo un 60% de alcohol.
  • Evitar tocarse o restregarse los ojos.
  • Limpieza de toda secreción alrededor de los ojos varias veces al día. Se debe lavar las manos primero y luego puede usar un pañuelo desechable para limpiar el área del ojo.
  • Lavado de manos después de aplicarse gotas para los ojos.
  • No usar la misma botella o envase de las gotas para los ojos infectados que para los sanos, aun cuando sea de la misma persona.
  • Lavar fundas de almohadas, sábanas, paños y toallas en agua caliente y detergente; después de tocar estos artículos deben lavarse las manos.
  • Evitar compartir artículos como toallas, sábanas y fundas de almohadas.
  • Lavar los anteojos cuidando de no contaminar los artículos que se puedan compartir con otras personas (como toallas).
  • No compartir el maquillaje para los ojos, la cara, los cepillos cosméticos, los lentes de contacto y envases ni los anteojos.
  • No utilizar piletas de natación durante la enfermedad.

La conjuntivitis es un proceso inflamatorio ocular que compromete a la conjuntiva: si dicho trastorno se extiende a la córnea se lo define como queratoconjuntivitis y si resultan afectados los párpados, blefaroconjuntivitis. Pueden tener causas infecciosas o no infecciosas y, de acuerdo al tiempo de evolución, se clasifican en agudas o crónicas.

Los síntomas más frecuentes son ojo rojo, a menudo bilateralmente, irritación y malestar. Puede estar presente también el lagrimeo, que puede ser de naturaleza acuosa, mucosa o purulenta, dependiendo de la causa. Las causas más comunes son infecciones (virales o bacterianas), alergias o irritación inespecífica originada en causas del entorno.

Fuente: Prensa GCBA