Mientras se cumple un mes del comienzo de clases, esta escuela no puede comenzar por problemas edillicios.

La semana pasada se dio a conocer que los contagios de covid no aumentaron por el comienzo de las clases, dando un empujón a la escolaridad, tan necesaria para los chicos y chicas, sus familias y los docentes que valoran el vínculo en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Y mientras los diferentes actores se acomodan a los protocolos, rutinas, horarios y modos de esta nueva escolarización, las problemáticas persisten en los sectores de menos recursos.

Según informaron desde la CTA, la UGEE Nº20 “Bachillerato Popular Alberto Chejolán” de Villa 31, escuela pública de gestión estatal, no puede comenzar sus clases presenciales porque «en este momento no cuenta con las condiciones necesarias para el distanciamiento social y el armado de burbujas, las paredes se encuentran llenas de hongos producto de la humedad, el techo no está terminado teniendo una lana de vidrio tóxica para cualquier persona que transite, cuenta con un solo baño para 50 estudiantes y no funciona correctamente.»

Es por ello que decidieron realizar un comienzo a modo de protesta en la puerta del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires hoy  a las 18 hs.

Esta medida la toman luego de haber realizado numerosos reclamos formales al Director General de Educación Estatal, Fabian Caponni y a la Ministra de Educación Soledad Acuña.

El comunicado concluye con el pedido de «una solución provisoria de funcionamiento en el Polo Walsh, edificio que cuenta con lugares amplios para funcionar. El mismo se encuentra frente al Bachillerato y resulta una solución temporal para garantizar el derecho a la educación de lxs estudiantes.»