Se realizará hoy, desde las 10 hasta las 17 hs. en la avenida Martín García, entre Paseo Colón y Defensa. Será gratuito y permitirá conocer el resultado en apenas 15 minutos. Además: donde hacerte el test si no podés hoy y la respuesta a las preguntas frecuentes sobre el tema.

En el marco de la Campaña Test rápido de VIH por los barrios este jueves 7 de junio de 10 a 15 hs, la Coordinación Salud Sexual, Sida e ITS del Ministerio de Salud de la CABA estará haciendo test rápido de VIH en Av. Martín García entre Paseo Colón y Defensa (Parque Lezama). Esta técnica permite tener el resultado en 15 minutos. También se ofrecerán preservativos gratis y consejería de salud sexual. El test es gratuito, anónimo y confidencial.

¿Por qué hacerme el test de VIH?

  • Sacarte la duda es importante porque el VIH puede tardar muchos años en presentar síntomas.
  • Es sencillo, confidencial y gratuito y en algunos centros de testeo podés tener el resultado en sólo 15 minutos.
  • No es necesario estar en ayunas ni ser mayor de edad.
  • El inicio oportuno de un tratamiento evita complicaciones de la salud que hoy son prevenibles.
  • El tratamiento y los estudios de seguimiento son gratuitos en hospitales, obras sociales y prepagas.

La Campaña “Test rápido de VIH por los barrios” se realiza una vez al mes con el objetivo de acercar esta técnica a los vecinos y dar a conocer los centros de testeo que funcionan todo el año. Está a cargo de los equipos técnicos de esos mismos centros, que garantizan las derivaciones a los servicios de Laboratorio e Infectología que sean necesarias en cada hospital de referencia.

CONOCÉ LOS CENTROS DONDE PODÉS HACERTE ESTE TEST DE FORMA GRATUITA INGRESANDO ACÁ

Si bien el test de VIH se puede realizar en todos los hospitales y la mayoría de los centros de salud, desde 2013, se viene implementando la técnica del test rápido en el primer nivel de atención, que permite una primera aproximación al diagnóstico en sólo quince minutos, con unas gotas de sangre extraídas por punción digital.

La implementación de esta mejora en la atención ha ido sumando centros de salud a esta estrategia, que también ha sido incorporada por algunos hospitales y organizaciones de la sociedad civil. En la actualidad hay 29 centros con test rápido en funcionamiento.

El test rápido. En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos, contamos con el test rápido de VIH: una técnica simple que no requiere de equipamiento complejo y que, justamente por eso, constituye una herramienta clave para el acceso oportuno al diagnóstico en el primer nivel de atención. La sangre se extrae de la yema de un dedo (de un modo similar a la muestra para medir la glucosa) y se coloca en un tira reactiva que arroja el resultado en quince minutos.

¿Cómo prevenir el VIH?
Dado que conocemos las vías de transmisión podemos enumerar los modos de no infectarnos.

Prevención de la transmisión sexual:

  • Usar correctamente el preservativo. Correctamente significa usarlo siempre que se mantengan relaciones sexuales con penetración (oral, anal, vaginal) desde el comienzo de la penetración. Es muy importante ponerlo de manera adecuada, ya que prácticamente todas las roturas del preservativo se deben a que no está bien colocado.
  • Usar un preservativo nuevo y en buen estado en cada ocasión (hay que verificar la fecha de vencimiento y el sello IRAM en el sobre).
  • Si se usan lubricantes deben ser los conocidos como “íntimos” o “personales”, a base de agua. La vaselina o las cremas humectantes arruinan el preservativo.
  • El calor también, por eso no conviene llevarlo en bolsillos ajustados del pantalón ni dejarlo en lugares expuestos a aumento de temperatura.
  • La presencia de otras enfermedades de transmisión (ETS) y de lastimaduras en los genitales aumentan las posibilidades de transmisión del virus, por lo que tratarlas es también una medida de prevención.

La Ciudad de Buenos Aires es pionera en la implementación del test rápido en el primer nivel de atención; la misma se lleva a cabo en el marco de un proceso de capacitación y control de calidad que se constituyó en un modelo de trabajo intersectorial y multidisciplinario. En base al trabajo conjunto de bioquímicos, equipos de los centros de testeo y del nivel de gestión central, se estandarizaron las herramientas para asegurar el diagnóstico con un alto nivel de calidad.

Antecedentes en la implementación del diagnóstico de VIH

En la ciudad de Buenos Aires, el 30% de los nuevos diagnósticos de VIH se producen en personas que presentan síntomas de enfermedad. Es decir, personas que han perdido oportunidades para comenzar precozmente un tratamiento. Esto se puede evitar promoviendo el análisis de VIH (que es la única manera de saber si alguien está infectado).

El diagnóstico temprano favorece mejores condiciones de cuidado y el inicio adecuado de un tratamiento.
Hoy en día la medicación es muy efectiva para controlar el virus y está disponible en forma gratuita para todas las personas.

Desde hace más de quince años, el Ministerio de Salud del GCBA, viene desarrollando una política activa de prevención con eje en la promoción del testeo de VIH.

Esto facilita el acceso al diagnóstico voluntario, confidencial, gratuito y con asesoramiento. Del mismo modo, en estos espacios la actividad preventiva se complementa con la distribución de preservativos y material gráfico informativo.

La Coordinación de Salud Sexual, Sida e ITS del Ministerio de Salud GCBA desarrolla dos estrategias preventivas más importantes:

• Acceso al preservativo: como único modo de prevenir la transmisión de ITS en las relaciones sexuales. En la Ciudad hay más de 300 bocas de distribución gratuita de preservativos.

• Promoción y acceso al test de VIH: es la única manera de saber si una persona tiene o no el virus. El test de VIH se puede realizar en todos los hospitales y en la mayoría de los centros de salud. Desde el 2013 se implementa la técnica del test rápido en el primer nivel de atención, que permite una primera aproximación al diagnóstico en sólo quince minutos con unas gotas de sangre extraídas por punción digital.

¿Qué diferencia hay entre VIH y sida?
Es importante conocer la diferencia entre tener VIH y estar enfermo de sida. Son dos cosas diferentes que muchas personas confunden, aun en las instituciones de salud. Se dice que una persona vive con el VIH cuando está infectada pero no presenta síntomas. Y se utiliza la expresión “persona que vive con sida” para quienes han desarrollado la enfermedad. Podemos estar infectados con el VIH -o sea, ser “VIH positivos” o “seropositivos”- y, todavía, no haber desarrollado el sida.
La sigla SIDA significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida. Es decir que uno ha desarrollado el sida cuando presenta un conjunto de signos y síntomas (Síndrome) que indica que sus defensas están disminuidas (Inmuno Deficiencia) porque contrajo el virus (Adquirida).
En esta etapa aparecen las llamadas “enfermedades oportunistas o marcadoras”, que se desarrollan aprovechando la caída de las defensas. Las más frecuentes son afecciones pulmonares, de la piel y algunos tipos de cáncer. A ello se suman los efectos directos del virus en el organismo, que incluyen trastornos del sistema nervioso y el aparato digestivo.
Desde que el virus entra en el cuerpo hasta que aparecen los síntomas pueden pasar muchos años (si se realiza tratamiento temprano, más aún).

¿Es posible tratar la enfermedad?
Sí. Hay tratamientos que, aunque no erradican el virus, hacen más lenta su multiplicación. De este modo, frenan la destrucción de las defensas del organismo y, por lo tanto, retrasan el comienzo de las enfermedades oportunistas.
Los avances logrados en la medicación han hecho que sean cada vez más las personas que viven con el virus sin desarrollar el sida.
Hoy, el consenso mayoritario es comenzar un tratamiento con, por lo menos, tres tipos de drogas (lo que se conoce como “cóctel”).
Si bien hay muchas combinaciones efectivas, la elección de las drogas a utilizar dependerá de la evaluación que hagan cada persona y su médico.
Es muy importante asegurar la regularidad de las tomas de medicación en los tratamientos combinados actuales, pues la discontinuidad permite que el virus se haga resistente, es decir, que las drogas no surtan más efecto.
Las leyes nacionales establecen que en los hospitales públicos el tratamiento es gratuito y que en las obras sociales e instituciones de medicina prepaga, los estudios y tratamientos deben brindarse sin costo adicional alguno.

¿Existe una vacuna?
No. En la actualidad se están llevando a cabo investigaciones sobre dos tipos diferentes de vacunas: unas, para aplicar a las personas que ya tienen el VIH (como un tratamiento) y otras, para evitar que las personas se infecten (como las tradicionales que se dan a los chicos). Sin embargo, no existen resultados científicamente probados que permitan su aplicación en personas de manera masiva. Las vacunas de tratamiento se diferencias de los cócteles en que buscan mejorar la capacidad del sistema inmunológico para que éste pueda eliminar al virus, mientras que los cócteles atacan el virus en los diferentes de su evolución. En síntesis, las vacunas buscan mejorar las defensas y los cócteles, debilitar a los agentes que agreden al organismo.

Fuente: Prensa GCBA, Ministerio de Salud