Pujas e incertidumbre. Mientras el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, pidió ayer un “cronograma razonable” para hacerse cargo de la gestión de los subterráneos, desdela Casa Rosadaestablecieron que el lunes próximo será la fecha límite para efectuar el traspaso.

 

“Estamos con la enorme vocación de asumir el compromiso descargando de esa tarea ala Nación, en un cronograma en el que esperamos ponernos de acuerdo en algún momento, que sea razonable y contemple un mejor servicio para la gente”, dijo Macri.

 

Y agregó: “El subte es un medio de transporte muy importante parala Ciudad, pero que no se presta con la calidad de servicio que la gente merece. Ni que hablar en los días de calor como hoy. La falta de ventilación y de frecuencias son cosas que están pendientes en estos 20 años de concesión”.

Desde noviembre pasado, funcionarios porteños y del gobierno nacional mantuvieron varias reuniones por el tema, en las que el macrismo planteó la necesidad de definir asuntos como el traspaso del subte con los subsidios, la finalización de las obras comprometidas porla Casa Rosaday la provisión de nuevos coches para la línea B, además de la renegociación de la concesión a Metrovías, empresa del Grupo Roggio que maneja el servicio.

 

En ese sentido, el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, ratificó que para el Gobierno “el tiempo de descuento” para concretar la transferencia de la red “es diciembre”, a fin de ponerlo en manos dela Ciudaden los primeros días del mes próximo.

 

Los capítulos del desencuentro se sumaron.La Ciudad pidió un esfuerzo compartido en el pago de los subsidios hasta 2017 y la toma de un préstamo con el gobierno nacional, en partes iguales, de mil millones de dólares para extender la red actual. Y Macri dijo que la tarifa del subte, sin el subsidio, pondría aumentar de $ 1,10 por pasajero a $ 3,40.

 

Schiavi replicó que “el presupuesto dela Ciudades de 33.500 millones de pesos y lo que le estamos planteando implica recursos para el año que viene por 400 millones”, que surgirían de pagar en partes iguales, durante 2012, los subsidios operativos. Y el asunto quedó en suspenso…