El gobierno porteño inaugurará este viernes las dos nuevas estaciones de la línea B de subtes que la extenderán hasta Villa Urquiza, tras más de dos años de espera luego de haber sido terminadas. El legislador porteño Alejandro Bodart había intentado frenar la inauguración de la estación “Juan Manuel de Rosas” argumentando fallas en la seguridad.  El Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario 20 rechazó el amparo y hoy Mauricio Macri cortará la cinta.

El Gobierno de la Ciudad inaugurará hoy viernes dos estaciones nuevas de la línea B de subtes que la extenderán hasta Villa Urquiza. Serán las paradas “Echeverría” y “Rosas”. El nuevo tramo de 1,6 kilómetros irá bajo la avenida Triunvirato entre avenida de los Incas y Roosevelt, y se calcula que incorporará 50 mil pasajeros extra por día. También habrá una cochera-taller y una subestación rectificadora. Las estaciones ya estaban construidas hace al menos dos años, pero se necesitaban nuevas formaciones para que no se altere la frecuencia actual del servicio, por lo que seis nuevas formaciones se incorporarán y pondrán fin a la espera de los vecinos.

El Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario 20 rechazó el amparo presentado por el legislador porteño Alejandro Bodart que podía frenar la inauguración. El candidato a senador por Nueva Izquierda quería detener el acto de la estación “Juan Manuel de Rosas” ante supuestas “filtraciones de agua que quedaron de la época de las inundaciones y que comprometen todas las instalaciones eléctricas y la vida de los usuarios y los trabajadores”.

Los metrodelegados plantearon la posibilidad de que no trabajen debido a lo que ellos denuncian como falta de medidas de seguridad para el riesgo de trabajadores y usuarios. “No nos vamos oponer a la inauguración, pero no vamos a trabajar desde Los Incas hasta Juan Manuel de Rosas”, afirmó a La Nación Enrique Rositto, secretario de prensa de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).