Se convocó para esta noche en diferentes puntos de la ciudad y el país. Busca hacer oír los reclamos de la sociedad ante el incesante aumento de tarifas. Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri utilizó una analogía muy poco feliz para justificar a su ministro de Energía: “discutir este tema es como agarrársela con la balanza porque uno no baja de peso”.  

Mientras diputados opositores buscan congelar las tarifas en una sesión que comenzará hoy a partir de las 11 horas, la multisectorial contra el tarifazo convocó a un ruidazo en todo el país para hacer oír las voces de la sociedad frente a la escalada de precios en combustibles y tarifas que este año planificó el gobierno nacional y está haciendo mella en los bolsillos, sumado a una irreal meta de un 15% de inflación que pretende limitar las paritarias y encorsetar los sueldos.

De acuerdo con lo previsto, además del ruidazo contra los aumentos en las tarifas de los servicios públicos, el jueves se realizará una marcha con velas encendidas desde el Congreso Nacional al Obelisco, a partir de las 19.

Aranguren ajusta, Macri justifica

Así mismo, el presidente ayer tuvo unas poco felices palabras y demostró que sostener las acciones de su gabinete y sus ministros ha sido hasta ahora una política firme de la gestión macrista. Fue así con Patricia Bullrich luego de la desaparición de Santiago Maldonado y el asesinato de Rafael Nahuel por parte de la Gendarmería, también mantiene en su cargo al Ministro de finanzas Luis Caputo, a pesar de la probada existencia de un conflicto de interés por su participación en la empresa Noctua Partners, ocultada de su declaración jurada. Por eso no es extraño que salga a defender como lo hizo a su ministro de energía: “Creemos que estamos haciendo un combate efectivo de la inflación. Sabíamos que estos cuatro meses eran difíciles por los reacomodamientos tarifarios que faltaban, pero era el último esfuerzo. Lo que viene es una cuestión mucho más acotada. A partir de mayo vamos a ver una merma muy significativa”, expresó ante su gabinete ayer, utilizando un poco feliz eufemismo sobre el tema del aumento de tarifas: “discutir este tema es como agarrársela con la balanza porque uno no baja de peso”.