La semana previa, con el hallazgo de Santiago Maldonado y declaraciones cruzadas que encendieron el debate y pusieron en vilo al país, no empañó para nada la victoria de Cambiemos a nivel nacional, en la provincia de Buenos Aires y también en Capital, donde Elisa Carrió estiró la diferencia de las PASO y superó el 50% de los votos. 

Ya habíamos anticipado en el análisis de las PASO que “La ciudad no cambiaba“, que el slogan con el cual el macrismo le arrebató el poder al kirchnerismo en 2015 -si bien es utilizado en Capital- no es sinónimo de cambio sino de continuidad del proyecto que está en el gobierno desde el año 2007. Las elecciones legislativas de ayer ratificaron esa tendencia, que para nada fue afectada por el terremoto político y social que generó el hallazgo y reconocimiento del cuerpo de Santiago Maldonado, que estuvo desaparecido 80 días y se creía muy poco probable que apareciera antes de las elecciones.

Cerca del millón de votos y con victoria en cada una de las comunas, el fenómeno Cambiemos parece no tener oposición en la Ciudad, ya que el magro 21% obtenido por Unidad Porteña no logró ampliar su caudal de votos con respecto a las PASO (apenas un 1% más logró ayer), demostrando que está como mínimo estancado en esa primera minoría, que igualmente le da un peso grande a la hora de votar las leyes en la Legislatura.

A Martín Losteau y su “Evolución” se le escaparon votos de las PASO y si bien quedó tercero cómodo, parece no tener más que el apoyo parcial de un sector de porteños típico, los que votaban a la hoy desaparecida UCR.

Diferente es el caso de la izquierda, representada por el FIT, que logró su mejor elección en la Ciudad y pudo ubicar a dos legisladores, quedando muy cerca de obtener una banca de diputado. Sin embargo, su crecimiento es todavía marginal a nivel nacional, la fuerza logró 1 millón 200 mil votos en todo el país, cifra que apenas supera el número de Cambiemos en la Ciudad.

Cómo se conformará la oposición en el futuro, es la gran pregunta que hoy se hacen todos menos el gobierno, que vio incrementada su base de poder y se encamina a sembrar el terreno para la reelección de Mauricio Macri en 2019. Por lo pronto, el presidente se guardó muy bien de los medios, abriéndose de la campaña y solo saliendo a bailar con la victoria consumada.

Quienes puedan hacerse de los votos del kirchnerismo quizás logren configurarse como una oposición de envergadura. Personalmente, creo que es la izquierda la que tiene en sus manos la chance de identificar a esos sectores “antimacristas” por su discurso claramente opositor y libre de la mancha de corrupción que dejó al Frente para la Victoria su paso por el poder. Para ello deberá la izquierda amplificar su discurso, entender -de una vez- que para sumar votos hay que incluir, generar identificación y no insistir con el planteo de lucha de clases que estereotipa y encasilla a estos partidos que no logran despegar. Un buen comienzo en la Ciudad sería incorporar los votos de Luis Zamora, quien solo como un Quijote, sostiene un nada despreciable 4 y pico % que significaría el despegue de la izquierda.

 

Resultados diputados nacionales por CABA

VAMOS JUNTOS
974.886 votos 50,93%
UNIDAD PORTEÑA
416.225 votos  21,74%
EVOLUCION
236.008 votos  12,33%
FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
111.160 votos  5,81%
AVANCEMOS HACIA 1PAIS MEJOR
93.438 votos 4,88%
AUTODETERMINACION Y LIBERTAD
82.511 votos  4,31%

Resultados legisladores porteños

VAMOS JUNTOS
966.339 votos  50,60%
UNIDAD PORTEÑA
404.607 votos  21,19%
EVOLUCION
242.371 votos 12,69%
FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
131.203 votos  6,87%
AVANCEMOS HACIA 1PAIS MEJOR
89.861 votos 4,71%
AUTODETERMINACION Y LIBERTAD
75.405 votos 3,95%

Federico Somoza