Será para delitos contra la vida, libertad o integridad sexual, y para quienes no tengan recursos. Nota y video.

 

El secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro, junto al subsecretario de Justicia de la Ciudad, Hernán Najenson, presentaron la semana pasada el nuevo programa de Patrocinio Jurídico penal gratuito para Victimas, que busca garantizar el acceso a un abogado y el asesoramiento a todas las personas que fueran víctimas de delitos contra la vida, libertad o integridad sexual, y para el resto de los delitos en casos de falta de recursos para solventarlo.

La jornada se llevó a cabo en la Fundación Beethoven, ubicada en la Avenida Santa Fe 1452, y contó con la participación de la subsecretaria de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Florencia Schkolnik; del Defensor del Pueblo adjunto, Carlos Palmiotti; del secretario general de Asistencia a las Víctimas y Relaciones con la Comunidad del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, Gustavo Galante; y de la directora del Servicio Jurídico a la comunidad de la Procuración General de la Ciudad, Cristina Salgado.

Las personas que estén interesadas en tener un asesoramiento legal pueden escribir a: patrocinio.victimas@buenosaires.gob.ar o dirigirse al Hospital de Derechos, ubicado en la Avenida Rivadavia 2690.

“Con este programa lo que estamos haciendo es guiando, conteniendo y asesorando a la víctima, desde el inicio del proceso, hacia donde tiene que dirigirse y cuál es la mejor manera de estar representada», afirmó D’Alessandro. Además, manifestó su orgullo por lo que estaba presentándose y destacó el compromiso de los presentes “en un tema que nos ocupa a todos».

Este programa ya está activo y tiene su sede en el Hospital de Derechos, sito en la Avenida Rivadavia 2690
En ese lugar “quienes hayan sido víctimas de un delito en la Ciudad pueden ir para ser asesorados con un abogado de la Subsecretaria de Justicia y, eventualmente, promover la querella», explicó el subsecretario de Justicia de la Ciudad, Hernán Najenson. Y agregó: “Lo principal es que las políticas públicas orientadas a la víctima le permitan un adecuado acceso a la justicia. La víctima es la única que no elige estar en ese lugar y desde el Estado queremos garantizarle sus derechos en el marco del trámite judicial”.

«Con este programa lo que estamos haciendo es guiando, conteniendo y asesorando a la víctima, desde el inicio del proceso, hacia donde tiene que dirigirse y cuál es la mejor manera de estar representada», afirmó D’Alessandro

Dentro del este nuevo programa hay un proyecto para abrir otro centro más de Patrocinio Jurídico Gratuito en la zona de Tribunales, que se puedan recibir denuncias en cada sede comunal y la apertura de dos prácticos profesionales específicos para víctimas en la Facultad de Derecho de la UBA.

Más adelante, Florencia Schkolnik, subsecretaria de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación indicó que «las personas que son víctimas de un delito no eligen serlo, por lo cual con estas iniciativas se las reconoce como sujetos de derechos, que tienen voz y opinión. En este sentido es sustancial la asistencia legal y la defensa pública».

El patrocino de las Victimas está sustentado por la ley 6.115 de la Ciudad de Buenos Aires, sancionada en diciembre del año pasado por la Legislatura porteña. El Art. 37 Bis habla específicamente del Patrocinio Jurídico y afirma que “el Estado garantiza a la Victima el derecho a recibir el patrocinio jurídico necesario para ejercer sus derechos y, en caso de que lo requiera, para querellar, conforme a la reglamentación que establezca la Subsecretaria de Justicia del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el organismo que en el futuro la reemplace”.

Y agrega: “El patrocinio jurídico será gratuito cuando se tratare de un delito contra la vida, la libertad o la integridad sexual, o tuviere por resultado la muerte del ofendido. Si se tratare de cualquier otro delito, el patrocinio jurídico será gratuito cuando la víctima, por sus circunstancias personales de carencia de recursos, se encontrare imposibilitada de solventarlo”.

Fuente: Prensa GCBA