Temporada de poda

El pasado 7 de junio se anunció el comienzo de las tareas de poda de los árboles de la Ciudad que, según el último censo fitosanitario, ascienden a más de 400 mil. Cómo solicitar una poda, tipos y enfermedades comunes de los árboles. Nota y video.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lanzó el pasado 7 de junio la campaña de poda invernal 2018, que tiene como objetivo mantener saludables los ejemplares arbóreos, mejorar la señalética urbana y contribuir a la seguridad despejando el alumbrado público de obstrucciones. El servicio es gratuito y tiene como objetivo mantener saludables los ejemplares arbóreos, mejorar la señalética urbana y contribuir a la seguridad despejando el alumbrado público de obstrucciones.

“Vamos a tomar reclamos de los vecinos de la Ciudad”, aseguró el Jefe de Gobierno, al tiempo que aclaró que se le va a dar “prioridad a aquellos reclamos de despeje de luminarias y de cámaras, porque eso hace a la seguridad de los vecinos”. A su vez, anticipó que va a ser una temporada de poda “muy intensa” dado que “tenemos previstos más árboles otros años”.  Según el último censo, en la Ciudad hay 421.718 ejemplares.

El plan “BA Arbolado” se pondrá en marcha luego de una veda que, debido a las atípicas temperaturas, se extendió durante todo el mes de mayo.

“Vamos a tratar de atender la mayor cantidad de reclamos para, por un lado, cuidar estas maravillas de árboles que tenemos, pero también despejar las ramas para que no tapen la luminaria porque sabemos que la iluminación hace a la seguridad, y la seguridad es nuestra principal preocupación”, explicó.

Durante la actividad también estuvo presente el secretario de Atención y Gestión Ciudadana, Facundo Carrillo, quien dijo que “tenemos como objetivo intervenir 70 mil árboles este año, que es el 20 por ciento de todos los árboles de la Ciudad”. El funcionario también remarcó que “todos los vecinos van a recibir una comunicación antes y después de la tarea que vamos a realizar, y van a tener la posibilidad de valorar con qué calidad hicimos la tarea”.

El servicio de poda y retiro es gratuito. Las solicitudes se pueden realizar en persona en la sede comunal de cada barrio, por telefóno llamando al 147, o por internet, completando la solicitud en: www.solicitudes.buenosaires.gob.ar/prestaciones. Por los mismos canales puede realizarse el pedido para retirar los residuos, solicitar extracciones, plantaciones y cortes de raíces.

Gracias a un convenio firmado por el Gobierno porteño, la poda la realizarán ingenieros agrónomos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UBA. Estos profesionales van a garantizar el correcto procedimiento para cuidar la salud de los árboles.

Las actividades se llevan a cabo de acuerdo al objetivo de completar la poda durante el período 2018-2022. En estos cinco años se va a intervenir la totalidad del arbolado público urbano de la Ciudad.  Los trabajos se realizan durante los meses de inverno y verano, quedando exceptuados el otoño y la primavera.

El servicio es gratuito. Las solicitudes se pueden realizar en persona en la sede comunal de cada barrio, por teléfono llamando al 147, o completando la solicitud por Internet. Por los últimos canales puede realizarse el pedido para retirar residuos producidos por la poda.

Tipos de Poda

Hay siete razones diferentes para intervenir un árbol. Darle una forma equilibrada, eliminar ramas enfermas y permitir el paso de la luz solar. Cada una tiene su nombre:

  • Poda de estructura o balanceo: se intervienen con el objetivo de devolverle al árbol una forma equilibrada.
  • Poda de limpieza: se eliminan las ramas secas, rotas, mal formadas y enfermas.
  • Poda de aclareo: se eliminan ramas internas para permitir el paso de la luz solar.
  • Poda de refaldado: se eliminan las ramas bajas, lo que se denomina subida de copa (los chupones que salen del tronco y la raíz).
  • Poda de formación: se intervienen árboles jóvenes con el objetivo de conducirlos.
  • Poda de acortamiento: se intervienen las ramas cuyo diámetro es un medio del tamaño de la rama remanente.
  • Terciado: se intervienen las ramas cuyo diámetro es un tercio del tamaño de la rama remanente.

Estas últimas dos podas se realizan sólo en invierno.

Enfermedades más comunes

Los árboles están expuestos a distintas enfermedades. Para recuperarlos muchas veces es necesario recurrir a la poda. Las más comunes son:

  • Oídio: manchas blancas aisladas de aspecto algodonoso que crecen sobre las hojas. Produce la muerte de algunas de ellas sin comprometer la vida del árbol. Es común que se produzca en los plátanos.
  • Roya: punteaduras de color naranja que se presentan sobre las hojas. Ataques severos puede generar una gran pérdida de hojas en el árbol. Es muy común que la padezcan sauces y álamos. El tratamiento para esta enfermedad consiste en aplicar fungicidas en el agua de riego.
  • Fumagina: capa negra que se forma sobre las hojas e impide la llegada de la luz y, por lo tanto, afecta el proceso de la fotosíntesis. Está asociada a la presencia de pulgones. Su tratamiento consiste en la aplicación de insecticidas contra pulgones. Es una enfermedad común en los árboles cítricos.
  • Podredumbre de la madera: la descomposición de la madera es causada por hongos y tiene lugar en el tronco, ramas y raíces. El resultado es una disminución de la dureza de la madera que puede provocar la rotura y caída de ramas y hasta del propio árbol. Se trata de una enfermedad crónica que no presenta solución. Es la que afectó al ombú de Parque Rivadavia.
  • Agalla de corona: engrosamiento abultado en el tronco y las raíces, semejante a un tumor, que es causado por bacterias. Afecta a la capacidad de transportar agua desde las raíces a las hojas. Por lo general, el resultado es un árbol con reducida copa que puede terminar secándose en el transcurso de los años. Esta enfermedad es común en fresnos.

Fuente: Prensa GCBA