Repudio a la represión en el ENM

Gases lacrimógenos y balas de goma, Bonaerense, Infantería y Policía Local. Así se reprimió la marcha del 30° Encuentro Nacional de Mujeres. El repudio de la organización.
(Télam) El Encuentro Nacional de Mujeres emitió una declaración de “repudio a la violencia” que sufrió el domingo un sector de las mujeres que concluían la marcha que recorrió las calles céntricas de Mar del Plata contra la violencia de género, cuando se manifestaban en las puertas de la Catedral local y fueron agredidas por grupos de ultraderecha hasta que la policía reprimió la protesta.

“Repudiamos la represión contra las mujeres que estuvieron frente a la Catedral”, aseguró Laura Hochberg a Télam, tras destacar que “hicimos una marcha exitosa que pasó por lugares emblemáticos de la lucha del movimiento de mujeres de Mar del Plata”, mientras “un sector se dirigió a protestar frente a la Catedral como pasa todos los años”, dijo tras reivindicar la masividad del Encuentro que concluyó este mediodía, luego de dos días de jornadas intensas de debates sobre las problemáticas de género.

Los incidentes comenzaron cuando un sector de mujeres que protestaba “frente a la catedral, en el marco de la marcha, fuimos agredidas con insultos y gestos obscenos por un grupo de varones neonazis en las puertas de la Catedral; luego hubo una provocación de dos hombres tirando botellas contra la iglesia, tras lo cual la policía nos empezó a tirar gases lacrimógenos, y se desató una represión”, relató a esta agencia Carolina Ocar, de la secretaría de Comunicación de la CTA, que estaba en el lugar.
“En ese momento la policía detuvo a tres chicas adentro de la Catedral, donde las tuvieron retenidas hasta la medianoche, cuando las liberaron”, añadió.

Por su parte la organización de Mujeres del Frente para la Victoria expresó a través de comunicado el “repudio a los hechos ocurridos el día domingo 11 de octubre en las inmediaciones de la Catedral de la ciudad de Mar del Plata, en la que mujeres que participaban del 30 Encuentro Nacional de Mujeres fueron forzadas a ingresar violentamente a la iglesia por parte de un grupo ultraderechista”.

En este marco, denunciaron que “momentos antes, una conocida facción neonazi originó los disturbios y desmanes en la Catedral, incitando el represivo accionar policial en el marco de la marcha del Encuentro”.