La Plaza de Mayo volvió a abrir

Fue el pasado martes, cuando se llevó a cabo el acto de inauguración de las obras que la mantuvieron todo el verano cercada. Horacio Rodríguez Larreta encabezó la ceremonia y destacó que se recuperó el espíritu del diseño original de Carlos Thays. Nota y video con imágenes desde un drone.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, inauguraron las obras de puesta en valor realizadas en Plaza de Mayo, obras que suscitaron una gran polémica ya que se retiraron los pisos que estaban alrededor de la pirámide de mayo y tenían pintados los pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo, quienes lograron recuperar 20 de ellos y los donaron a diferentes instituciones, como la Facultad de Ciencias Sociales o la Municipalidad de Mercedes, que ahora los exhiben como monumento histórico que son,

Rodríguez Larreta afirmó que esta reinauguración “es parte de la transformación que estamos llevando a adelante en toda la Ciudad de Buenos Aires” y que “como siempre, obra que nos comprometemos, obra que terminamos”. El Jefe de Gobierno destacó el “haber recuperado esta simbólica, céntrica y tan histórica Plaza de Mayo” y que “además recuperamos el espíritu que dejó el diseño de (Carlos) Thays, con el color blanco, con más espacio verde, con más amplitud para caminar en las veredas”.

A su vez, recordó que estos trabajos forman parte “de la recuperación del Eje Cívico que empezó con el arreglo de la Plaza del Congreso, el de la Avenida de Mayo y la recuperación de las fachadas más históricas”. Los trabajos incluyeron la ampliación de las superficies de reunión y de las veredas con el ensanchamiento de los senderos peatonales, sumando 4.322 metros cuadrados.

La Pirámide de Mayo, restaurada

Además, se llevó a cabo una restauración integral de la Pirámide de Mayo, el primer monumento nacional construido para conmemorar el centenario de la revolución, y se integraron las cuatro estatuas que se encontraban en la Plazoleta San Francisco (La Navegación, la Industria, la Geografía y la Astronomía) que formaron parte del monumento hasta el año 1912.

Se ampliaron las veredas sobre las calles laterales, eliminando un carril vehicular sobre Avenida Hipólito Yrigoyen y otro carril sobre Avenida Rivadavia. Se incorporaron distintas especies arbóreas y se construyeron canteros en los laterales parquizados.

Las obras le suman a la Ciudad 1.136 metros cuadrados de espacio verde.

Se agregaron luminarias de piso para destacar los senderos; se sumaron nuevos bancos de descanso; se restauraron las cuatro fuentes y se ejecutó un nuevo sistema de desagote y suministro. También se reemplazó el antiguo mástil con uno nuevo.

La Plaza de Mayo es la más antigua de Buenos Aires y escenario de algunos de los acontecimientos políticos más importantes de la historia nacional. Su nombre es en homenaje a la Revolución del 25 de Mayo de 1810, que ocurrió en ese mismo lugar y dio inicio a la gesta de la independencia de nuestro país.