Amor igualitario en el CCK

La muestra Amor es Amor, de Jean Paul Gaultier, es una oportunidad de recorrer la temática del matrimonio igualitario a través del diseño de indumentaria. Un cruce particular para profundizar en el tema. La exhibición es gratuita y puede visitarse de miércoles a domingos y feriados de 13 a 20, en el Salón de los Escudos. Finaliza el 15 de julio.

La exhibición “Amor es Amor. El matrimonio igualitario según Jean Paul Gaultier” (Salón de los Escudos, CCK) presenta al público 35 vestidos y trajes realizados entre 1991 y 2017 desde una perspectiva que rompe con el género binario tradicional y hace hincapié en el matrimonio igualitario, a la vez que homenajea a quienes apostaron por visibilizar el amor a través del casamiento o la unión civil. Romper esterotipos desde la indumentaria le valió un lugar a este trabajo dentro del arte, además de su finísima calidad de producción. Solo esta mención merece la pena el recorrido, gratuito y disponible hasta mediados de julio.

Carrió, para la foto. Una anécdota que sumará incoherencias a la ya poco sostenible figura de la diputada de Cambiemos, fue su presencia junto a la del artista y diversos actores políticos que no se quisieron perder la inauguración a cargo de Hernán Lombardi,  titular del Sistema Federal Medios Públicos. Fue el pasado 21 de marzo, cuando la diputada -que se abstuvo de votar en la histórica ley de matrimonio igualitario- se hizo presente para la foto. Increíble.

Acerca de la muestra (de la web oficial)
La exposición Amor es Amor. El matrimonio igualitario según Jean Paul Gaultier incluye vestidos excepcionales por la audacia de sus diseños y por su refinada confección. Se trata de una celebración del matrimonio en todas sus formas de unión –heterosexual, gay, transgénero, intercultural e interracial– que reivindica al amor en la diversidad y en la lucha contra la homofobia. La instalación de una torta de boda de tres metros de altura y maniquíes animados también integran la propuesta expositiva.

La curaduría de la exposición fue realizada por el CCK junto a Thierry-Maxime Loriot bajo la dirección de Nathalie Bondil, directora general y curadora en jefe del Museo de Bellas Artes de Montreal (MBAM). La escenografía es de autoría del MBAM, ejecutada bajo la dirección de Sandra Gagné, Coordinadora de Producción de exhibiciones. Los maniquíes, provistos por Joli Cœur International, fueron animados por Denis Marleau y Stéphanie Jasmin de la empresa canadiense de teatro de vanguardia UBU. La instalación del morphing fue realizada por Jurgen Bey de Makkink & Bey.

Acerca de Jean Paul Gaultier
Jean Paul Gaultier nace en 1952 en Francia, en un suburbio de París. A los dieciocho años comienza su carrera con el diseñador de modas Pierre Cardin. Después de trabajar con Jacques Esterel, Jean Patou y de nuevo con Pierre Cardin, Gaultier decide lanzar su propia casa de modas y presenta su primer desfile en 1976, en París. El éxito comercial y mediático no tarda en llegar y lo lleva a convertirse en uno de los jóvenes talentos más admirados de los años ochenta.

Desde el comienzo de su carrera, Jean Paul Gaultier busca mostrar que la belleza tiene distintas facetas y que se encuentra en los lugares más inesperados. Por ejemplo, transforma una lata de conservas en pulsera y, más adelante, de esa misma lata se inspira para el empaquetado de su exitoso perfume.

Su primera colección para hombres la realiza en 1984 con el desfile El hombre objeto y, en 1997, cumple su sueño de lanzar su prestigiosa línea de alta costura Gaultier Paris. Se desempeña como diseñador de la línea femenina de Hermès, entre 2004 y 2011.

Jean Paul Gaultier ha trabajado para grandes creadores de danza, música y cine. Son conocidos sus diseños para la gira mundial Blonde Ambition de Madonna. Su primera colaboración para el cine fue en 1989, en la película El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, de Peter Greenaway. También diseñó el vestuario de La Ciudad de los Niños Perdidos, de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro, y de El quinto elemento, de Luc Besson. En tres ocasiones trabajó con Pedro Almodóvar, en las películas Kika, La mala educación y La piel que habito.