Celular al volante: nuevos estudios sobre este riesgo

La Asociación Luchemos por la Vida midió este año, nuevamente, el uso de teléfonos celulares por parte de los conductores. El estudio revela el incremento de esta riesgosa conducta en la ciudadanía.
Compartimos preocupantes resultados del estudio realizado por la Asociación Civil Luchemos por la Vida, que durante el mes de septiembre observó a quienes conducen automóviles. El estudio incluyó a 2.720 conductores de automóviles particulares observados en días hábiles, de 10.00 a 18.00 horas durante setiembre de 2017.
Los resultados
El 13,3 % de los conductores particulares usa el celular mientras conduce. Esta cifra resulta alarmante. En diez años, se ha más que triplicado el número de conductores que usan su celular mientras están conduciendo. Este porcentaje significa que entre los vehículos particulares que circulan por Buenos Aires, diariamente (unos 1.400.000), hay aproximadamente 186.000 conductores usando un celular, simultánea y constantemente, pese a la expresa prohibición de los art. 5.2.4, “e” de la Ley 2148 y 6.1.26 de la Ley 451 de la Ciudad de Buenos Aires, con el consecuente descuento de 5 puntos de la licencia y del art. 48, inc. “x” de la Ley Nacional de Tránsito 24.449.

Son conductores que circulan distraídos, con su capacidad de conducir disminuida como si estuvieran alcoholizados, en relación a su desatención y lentificación en su reacción, entre otros efectos, y peor aún, en la mayoría de los casos, conduciendo a ciegas ya que la modalidad del mensajeo es mayoritaria, lo que implica estar mirando y atentos a la pantalla en lugar de focalizarse en el tránsito.

Para procurar generar conciencia acerca del enorme riesgo que implica su uso cuando se está conduciendo, Luchemos por la Vida estrenó este año la campaña publicitaria de concientización en radio y televisión “El celular al volante mata”.

La campaña publicitaria de Luchemos por la Vida
La campaña radial y televisiva de Luchemos por la vida “El celular al volante mata” tiene el objetivo de concientizar para salvar vidas de la inseguridad vial creciente, ante este hábito que se multiplica entre todos los usuarios de la vía pública.

Las escenas reflejan el comportamiento típico del conductor que usa el celular, mostrando cómo éste deja por varios segundos de mirar al camino mientras presta su atención solo a los mensajes recibidos. La consecuencia trágica de este comportamiento se muestra con crudeza, junto a la exposición de un último mensaje: “El celular al volante mata”.

Resulta importante saber el riesgo que supone esta conducta cada vez más frecuente, que está transformándose en una de las causas principales de mortalidad en calles y rutas, junto a la conducción alcoholizada y el exceso de velocidad.

Fuente: Prensa Luchemos por la Vida Asociación Civil