Aulas container, una solución Pro

El Gobierno porteño publicó en el Boletín Oficial un llamado a licitación para la compra de las llamadas “aulas modulares”, o “aulas container”. La contratación será por casi 27 millones de pesos y se realizará en plazos abreviados para poder cubrir el déficit de vacantes que se estima en 17 mil cupos. Para Carlos Oroz, secretario general de Ademys, las escuelas containers son sinónimo “de hacinamiento, es un lugar inhumano”.

El Gobierno porteño publicó en el Boletín Oficial un llamado a licitación para la compra de las llamadas “aulas modulares”, o “aulas container”.  El Ejecutivo no difundió las condiciones de la compra, por lo que no se conocen las características de las aulas, los equipamientos, cuántas vacantes se prevé cubrir, ni si estarán afectadas a un nivel educativo en particular. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad ya prepara un pedido de informes.

Ana Ríos, Secretaria Gremial de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), aseguró que “desde el gremio expresamos nuestro profundo rechazo al llamado a licitación para la construcción de aulas modulares porque eso estaría indicando que el gobierno de la Ciudad piensa amontonar niños y jóvenes dentro de las escuelas en condiciones más precarias de las que ya tienen muchas escuelas”.

Ríos explicó que estas aulas son “de durlock y serán construidas sobre espacios que son de usos pedagógicos, es decir patios, aulas de computación o de maestros”. “Es de una improvisación, de un manoseo y un maltrato nunca visto hasta ahora en la educación pública”, denunció. Según trascendió ayer, se trata de construcciones de 7 metros de largo por 8 de ancho y una altura que va desde los 2 a los 4 metros, asentadas sobre bases de madera u hormigón.

Para Carlos Oroz, secretario general de Ademys, las escuelas containers son sinónimo “de hacinamiento, es un lugar inhumano donde el calor que generan esas chapas descomponen a los chicos”. “Las partidas presupuestarias destinadas a mantenimiento e infraestructura en las escuelas de la Ciudad son las que más se subejecutaron. Esto es una muestra de más del lugar que Macri le da a la escuela pública”, agregó Oroz